Universidades: ¿incubadoras de profesionales o cunas de mediocridad?


Cuando entras a una casa universitaria puedes llegar a imaginarte como será tu camino hacia el profesionalismo, y si cuentas con el espíritu emprendedor te llenas de mucho más entusiasmo, lastimosamente se te rompe el corazón.

En el pasar del tiempo te das cuenta que no todo era como te lo esperabas, cuando intentas emprender una idea o buscas hacer algo distinto a los demás, empieza a chocar tu visión con el resto de tus compañeros o tus aliados se dejan vencer por la mediocridad.

Quizás gran parte de todo este pensamiento provenga principalmente de la casa, pero cuando entramos a la universidad ¿Qué cambia? Vemos cronogramas que con el pasar del tiempo siguen siendo los mismos o se quedan corto para lo que exige el mundo global, profesores que no cambian su mentalidad de enseñar en pro al emprendimiento, universidades simplemente que seguimos viendo estancadas, simplemente graduando profesionales ¿para qué?. A toda esta mezcla súmale el pensamiento de los estudiantes de aprender a vivir el presente ¡Basura! ¿De verdad quieres ser un emprendedor o un profesional viviendo el presente?, una simple pregunta puede hacerte saber si los síntomas te están afectando o no, ¿Cuáles son tus metas en este momento?

Si tu respuesta es como el del resto de la población:
Graduarme, tener hijos, un carro, un trabajo estable quizás con el gobierno (Beneficio económico vs Estancamiento), y el perrito o el gato, pues entonces, lastimosamente tienes los síntomas de la mediocridad, si te propones metas limitadas en la vida siempre serás limitado y toda tu vida se irá en apenas unos años.

Deberás aprender a dar más, a crearte autodisciplina, a fijarte metas altas donde los limites no existan, a planificarte estratégicamente, a salir del montón de mediocres que se gradúan todos los días, la responsabilidad es solo nuestra y no buscar culpables con las frases “el profesor la tiene agarrada conmigo” o “esta universidad no sirve” y sobre todo deberás aprender a quitarle la idea de ¡vivir el presente! Pues no hay mayor síntoma de locura que hacer todos los días lo mismo y esperar resultados distintos.

Empieza a pensar quieres pasar 4 horas en facebook, msn, twitter, porque siempre escucho frases es solo un momento para revisar y cuando se dan cuenta han pasado 4 o 5 horas y ya tienen que ir a dormir para el otro dia, ¿quieres convertirte en el próximo empresario o CEO de una empresa ¡jugando en facebook! ?, cambia las redes sociales por un libro donde aumenten tus capacidades investiga, evoluciona, busca la perfeccion.

Saca cuentas si pasas 4 horas diarias en facebook, en un mes han pasado 120 horas, en un año 1440 horas, esto quiere decir que en un año perdiste 2 meses de tu vida chismeando las rumbas de los demás o en su peor caso envidiándoles su éxito.

Que hubiese sido de Bolívar si a pesar de sus más de 200 derrotas, se hubiese ocupado solo a vivir su vida, a vivir el presente, a no luchar, nunca hubiese encontrado el camino para libertar gran parte de América con campesinos mientras que luchaba contra un gran imperio.

Lastimosamente contamos con universidades que más bien se conviertan en uno de los espacio donde nacen uno de los principales problemas del país LA MEDIOCRIDAD, esperemos que los rectores y directores unan fuerzas para que esto acabe, que nos ayuden a dar más, pero ¿vamos a dejar que esto nos frene? Rompamos el molde, no seas un títere mas del sistema, si tu meta es graduarte búscala y consíguela, pero hazte la pregunta ¿después que voy hacer? Trabajar para vivir el presente o luchar para ser el próximo emprendedor, empresario o el mejor profesional de mi pais.

Como decía Napoleón circunstancia ¿cuales circunstancia?, las circunstancias las hago yo todos los días al levantarme.

No te limites busca tu camino.


Redactado por José Martínez

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total